viernes, 4 de julio de 2014

Inédito: Matt Y Gisele.

Como os he contado vía Facebook, estoy inmensamente agradecida con vosotros. Cuando salió Tiéntame, me llevé grandes sorpresas y alegrías, ya que el apoyo desde el primer día fue incondicional. Y hoy, tras salir Provócame, ha vuelto a suceder. Una parte de mí se siente en deuda y quería mostraros algo que haría en agosto, pero pienso que hoy es el momento dado lo mucho que me estáis dando. 

Es una conversación que quedó en el aire y no me parecía justo privaros de ella después de que ya hayáis leído el relato. Y porque es relevante con respecto al futuro de Poséeme. 



Una noche más he perdido el sueño y lo peor es que Gisele, que duerme, lo hace temblando por lo que ha sucedido entre nosotros. No he sentido tanto miedo nunca, si la pierdo, mi vida no tiene sentido.
Me siento a su lado y mientras trato de calmar sus pesadillas, cojo el teléfono. No puedo seguir así, ha llegado el momento de concienciarme y cuidarme.  
—Soy Matt Campbell —susurro en cuanto descuelgan. Sin importarme que sea madrugada—. Necesito ayuda… Gisele me ha rechazado y no soporto más esta situación.  
Oigo un bostezo.
—¿Qué haces despierto? —pregunta el doctor, desconcertado.
—He peleado con su padre y la he defraudado. Maldita sea, te juro que no quería, pero él no me lo ha puesto nada fácil. Aun así, le he pedido matrimonio a Gisele, cargado de promesas que tienen que ver con mis comportamientos. Pero no ha aceptado el anillo y tiene las maletas hechas para irse —confieso roto, arañando las sábanas que cubren su cuerpo—. He tocado fondo y tengo miedo de que sea demasiado tarde…
Silencio y yo me temo lo peor. Duele demasiado esta situación.
—¿Quieres iniciar el proceso, Matt?
—He de hacerlo por ella, he visto tanto rencor en sus ojos… —Gisele se mueve y yo me callo. No quiero que descubra esta conversación. Finalmente, no se despierta y yo beso su frente, cerrando los ojos, negándome a creer que deje de ser mía—. No duermo ni como apenas. Mis cambios de humor son insoportables y los impulsos que vienen y van pueden conmigo… Y ella no deja de preguntarme qué me sucede.
—Cuéntaselo…
—Es muy duro —digo, desgarrado—. Y no quiero dañarla más, sé que no lo soportará.
—Tranquilo… Tómate media pastilla esta noche y descansa un poco. Y ven cuanto antes por aquí. Empezaremos con nuevos exámenes y si hay que cambiar el tratamiento para que te controles, duermas y las tera…
—Haré lo que sea. Estoy desesperado.
—Solo no puedes, Matt. Recuerda que no es la primera vez que lo intentas.  
—¡Por ella daría mi vida! —Gisele se sobresalta y yo me acuesto detrás, hundiendo la cara en su pelo.  «¿Qué estás haciendo con ella, Matt?»—. En cuanto vengamos del viaje iré a verte y empezaremos de cero. Quiero darle lo mejor. 
¿Viajarás con ella? —cuestiona, ahora más despierto.
—Ha intentado dejarme —susurro, destrozado contra su nuca—. Por ella reconozco que estoy enfermo, que necesito tratarme y hacer frente de una puta vez a mi problema.  Si ella se va... no soy nada
—Lucha entonces por estabilizarte.
—Ya lo he decidido…
Cuelgo el teléfono y rebusco entre mis cosas la pastilla que necesito para dormir. Y, desgraciadamente, lo hago demasiado.
Al amanecer, Gisele no está… Va de camino al aeropuerto al que yo llego derrumbado.
Duele muchísimo pensar que se ha planteado irse sin mí, y la incertidumbre de no saber qué sucederá con nosotros se hace eterna. ¿Se irá sola… o conmigo? 

5 comentarios:

  1. Hay Matt en ocaciones me entristece, pero otras me llena de coraje. En fin esta historia es adictiva.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado, poquito a poco vamos conociendo más sobre lo que ocurre con Matt.

    ResponderEliminar
  3. Hola por aqui:

    Vamos a ver, necesito decir esto porque sino reviento jajaj. Creo que aqui es el mejor sitio de hacerlo porque quien lea esta tensa y a la vez reveladora conversación, se ha tenido que leer provocame por tanto no doy ningun spoiler.
    A ver como digo esto. Yo sintiendolo mucho y a pesar de que no apruebo el proceder de Matt,entiendo que su actuar se debe a una enfermedad, cosa que no sabe nadie porque él no quiere decirlo, mal por su parte. Pero aunque no lo apruebe, le entiendo, comprendo y apoyo y siento mucho decirlo pero el padre de Gisele, que es un gi******* y todo lo que sigue junto con su querido hermanito, tienen la culpa de todo. Ellos llevan una relación tormentosa, con sus altos y sus bajos, pero su relación es suya y de nadie más ¿quien se cree con derecho a insmicuirse en ella y ser arbitros de la situación decidiendo sobre el futuro de Gisele? Creo que nadie y creo que ella antes que nada debería de saber lo que pretende un padre y sobre todo saber algo que no le ha dicho Matt y es que el padre lo provocó. Él acude con muy buenas intenciones, intentando demostrar que va en serio y el lo recibe con cajas destempladas, insultando y provocandole, él reacciona mal y al reaccionar asi pierde la razón, es como el que grita mas alto en una discusión pero ¿quien tiene la culpa de todo? Yo creo que su padre y su hermano. Él va de buenas y se lleva conteniendo durante dos días.
    Por otro lado Gisele hace bien al actuar como actúa pues ese proceder es el detonante de algo importante, de esa decisión que toma Matt de someterse al tratamiento y lo hace por amor y eso es algo que Gisele debería de saber.
    Y una vez dicho esto, solo añadir que esta conversación que me pones es verdaderamente aterradora, refleja a la perfección lo que está sufriendo, el dolor del rechazo y el miedo al abandono. Ojala Gisele nos de la respuesta que queremos todo en Poseeme.
    Y para acabar solo decirte que te lo pases bien y desconectes, Un beso

    ResponderEliminar
  4. Se va sola pq ella tmbn es fuerte!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos:

    Creo que Matt debería de atenderse por él mismo, por nadie más, y deberá contarle a Giselle lo que le sucede, porque asi ella podría comprenderlo y apoyarlo para que mejore con su enfermedad, tambien creo que debió decirle cómo sucedieron las cosas con su padre y el porqué reaccionó como lo hizo.

    ResponderEliminar